En cualquier otro año, un par de discursos del vicepresidente Joe Biden sobre transporte y agresión sexual habrían llamado poco la atención en el mundo político; éste no es cualquier año.

Las visitas de Biden a Ohio y Michigan el jueves fueron observadas de cerca en busca de señales de que está evaluando el apoyo que podría tener en dos estados que normalmente resultan cruciales en la elección del siguiente presidente. En momentos en que pondera si ingresa un poco tardíamente a la contienda presidencial de 2016, sus usuales comparecencias en labor de vicepresidente han tomado un aire de actos de campaña, donde sus simpatizantes lo exhortan a que compita por la presidencia.

El vicepresidente no dio indicio alguno en esa dirección en ninguna de sus visitas, absteniéndose de hablar sobre la competencia presidencial y abordando en su lugar asuntos sobre mejoramiento de infraestructura y desarrollo económico. Lo más cercano a un recordatorio sobre las conjeturas políticas que revolotean a su alrededor ocurrió, irónicamente, en un evento en Columbus sobre el flagelo de la violencia sexual en instalaciones universitarias estadounidenses.

En la Universidad Estatal de Ohio --donde el presidente Barack Obama inició su exitosa campaña de reelección hace tres años-- unos miles de estudiantes que llenaron el gimnasio entonaron "Joe, Joe, Joe" mientras esperaban que Biden llegara al escenario. Cuando lo hizo, se encontró con estruendosas ovaciones mientras saludaba a los estudiantes y presumía su corbata color escarlata, que evoca los colores oficiales de la escuela.

Tuvo también un poco de ayuda de una celebridad, del actor Josh Hutcherson, de "Hunger Games", quien viajó desde Los Ángeles con Biden a bordo del avión Air Force Two de la presidencia para asistir al acto.

"Las mujeres solteras en el avión repentinamente no tuvieron interés en hablar conmigo", bromeó el vicepresidente.

La universidad pública de más de 60.000 estudiantes anunció nuevas medidas para prevenir la violencia sexual, incluyendo capacitación de concientización obligatoria para todos los alumnos de primer grado a partir del próximo año. La universidad planea dedicar un equipo para investigar acusaciones de mala conducta sexual y para que colabore con una línea telefónica local de atención a víctimas de agresión sexual.

___

Josh Lederman se encuentra en Twitter como http://twitter.com/joshledermanAP