Diplomáticos cubanos y estadounidenses se reunieron el jueves en un hospital en las afueras de la capital de Haití, donde equipos médicos de Estados Unidos están proporcionando atención gratuita a familias pobres.

El embajador de Cuba ante Haití y cinco doctores cubanos recorrieron el Hospital San Lucas, en el suburbio de Tabarre, con personal de la embajada estadounidense mientras doctores de un buque hospital de la armada de Estados Unidos daban atención a pacientes.

La visita se llevó a cabo aproximadamente una semana después de que el embajador cubano Ricardo García Nápoles visitó el navío hospital USNS Comfort en Puerto Príncipe. El buque estadounidense, que se encuentra en su más reciente misión regional de buena voluntad en Latinoamérica y el Caribe, zarpará de Haití el viernes.

Los funcionarios elogiaron el jueves las cálidas interacciones entre los diplomáticos cubanos y estadounidenses en Haití, así como entre los médicos. Cuba y Estados Unidos trabajan para normalizar las relaciones bilaterales después de que el presidente estadounidense Barack Obama y su homólogo cubano Raúl Castro anunciaron una nueva política de acercamiento en diciembre pasado.

La doctora Christine Sears, una uróloga estadounidense, dijo que una sociedad médica entre doctores de Estados Unidos y de Cuba sería un avance "maravilloso". Les dijo a los reporteros que los doctores cubanos y norteamericanos recorrieron juntos el hospital el jueves, pero no atendieron a pacientes.

Brian Shukan, subjefe de misión en la embajada de Estados Unidos, dijo que "ahora el desafío para nosotros es seguir conversando y ver dónde existen sinergias". Shukan y García se estrecharon las manos y charlaron en el hospital.

Durante décadas, Cuba ha enviado a miles de médicos a países pobres de la región con el fin de que proporcionen atención gratuita.

Afuera de una clínica, Margarette Casimir, una haitiana desempleada, dijo estar agradecida por la oportunidad de traer a su hija de 8 años con fiebre para que la revisara un médico estadounidense gratuitamente. Dijo que han pasado "dos años desde que mi niña vio a un doctor, y ahora estoy recibiendo medicinas gratis para ella".