Un pandillero salvadoreño fue extraditado el jueves a Estados Unidos donde es requerido por el asesinato de dos personas en el estado de Nevada.

Luis Alejandro Méndez Cordero, miembro de la pandilla Mara Salvatrucha (MS-13), fue entregado por la Fiscalía General de la República a cuatro oficiales de Estados Unidos y enviado en un vuelo comercial.

La Fiscalía General informó que el pandillero es requerido por un tribunal de justicia de Sparks Township, condado de Washoe, en Nevada, donde será procesado por el asesinato de Kevin Meléndez y Moisés Vásquez en noviembre de 2010.

El pandillero, que huyó de Estados Unidos y regresó al país, se refugió en una colonia populosa de la ciudad de Santa Ana, a 56 kilómetros al oeste de la capital, donde fue capturado por la policía salvadoreña.

El agosto la Corte Suprema de Justicia autorizó la extradición del pandillero y ordenó que se tramitara la entrega a las autoridades estadounidenses.

Estados Unidos declaró a la Mara Salvatrucha una organización criminal transnacional y el Departamento del Tesoro de ese país anunció sanciones económicas contra seis miembros o colaboradores de ese grupo.

En El Salvador, considerado uno de los países más violentos del mundo, los pandilleros están involucrados en la mayoría de los crímenes que se cometen.