Un exestudiante de la Universidad de Mississippi que admitió haber ayudado a colocar una horca en la estatua de un activista de los derechos civiles fue sentenciado a prisión.

Un juez federal sentenció al jueves a Graeme Phillip Harris a seis meses de prisión y 12 meses de libertad supervisada. El abogado de Harris había dicho que éste no merecía prisión.

Harris se declaró culpable en junio de un delito de usar una amenaza para intimidar a estudiantes y empleados negros. Fiscales dijeron que él y otros dos exestudiantes colocaron la horca en la estatua de James Meredith, un activista negro que luchó por la integración de la universidad en medio de disturbios en 1962.

Otro hombre, Austin Reed Edenfield, se iba a declarar culpable el miércoles, pero la audiencia fue aplazada. Un tercer exestudiante no ha sido acusado formalmente.