Uno de los dos proveedores comerciales de la NASA enfrenta graves problemas al reanudar los envíos a la Estación Espacial Internacional, de acuerdo con un informe del gobierno conocido el jueves.

El inspector general de la agencia espacial dijo que Orbital Sciences Corp. enfrenta riesgos graves al tratar de recuperarse de una explosión durante un lanzamiento en octubre pasado. El cohete Antares explotó segundos después de iniciado el lanzamiento, lo cual causó daños a bienes de la estación espacial y las instalaciones de lanzamiento.

Orbital, con sede en Virginia, todavía no puede volar, pero intentará enviar una carga a la estación espacial posiblemente en diciembre mediante otro cohete en Cabo Cañaveral. Al mismo tiempo, espera reanudar los vuelos de los cohetes Antares equipados con motores nuevos.

El informe sostiene que podría ser difícil lograrlo en los plazos propuestos.