La empresa europea de telecomunicaciones y televisión por cable Altice acordó comprar la operadora de cable de Nueva York Cablevision por 17.700 millones de dólares, incluyendo deudas, mientras sigue una expansión enérgica en el mercado de Estados Unidos.

Altice anunció el acuerdo el jueves y Cablevision dijo que la compañía, bajo control familiar, consideraba que era "el momento adecuado" para que Cablevision cambiara de propiedad.

La medida forma parte del plan de Altice, una empresa con sede en Holanda, para ampliar sus negocios en Estados Unidos. En mayo, Altice compró Suddenlink, una compañía de cable más pequeña con sede en St. Louis, por 9.100 millones de dólares después de haber tratado de comprar Time Warner Cable, que es mucho más grande.

Altice dijo que el acuerdo se financiará con 14.500 millones de dólares de deuda en Cablevision más efectivo de ambas compañías. Altice dijo que espera completar el acuerdo en el primer semestre del año próximo, a pesar de que sigue estando sujeto a la aprobación de las autoridades regulatorias.

Las compañías de cable de Estados Unidos han estado en un frenesí de fusiones en los últimos años a medida que los usuarios abandonan cada vez más sus paquetes de televisión para ver videos en línea ofrecidos por competidores como Netflix, mientras suben los costos de las empresas de cable para deportes y otros canales.

Charter Communications, con el respaldo del pionero del cable John Malone, está tratando de comprar Time Warner Cable y Bright House por 67.100 millones de dólares. Eso ocurre después que Comcast se alejó de una fusión con Time Warner Cable debido a cuestiones regulatorias. AT&T cerró recientemente una compra de 48.500 millones de dólares de la compañía de televisión por satélite DirecTV.

Altice SA es controlada por el fundador y multimillonario francés Patrick Drahi, quien tiene una larga trayectoria en la expansión de negocios mediante campañas muy activas de adquisición.