Un alto tribunal de la Unión Europea sancionó a Italia con una multa de 30 millones de euros (34 millones de dólares) por no recuperar las ayudas millonarias que concedió a cientos de compañías en forma de rebajas en las contribuciones a la seguridad social.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea falló el jueves que Italia "incumplió su obligación de recuperar las ayudas".

La Comisión ejecutiva de la UE insiste en que las reducciones de la seguridad social de las que se beneficiaron 1.645 empresas en las regiones de Venecia y Chioggia entre 1995 y 1997 son ayudas estatales.

En 2011 un tribunal ratificó la opinión de la Comisión, pero Italia no logró recuperar las ayudas y en algunos casos incluso suspendió los esfuerzos para hacerlo.

El tribunal comunitario, con sede en Luxemburgo, impuso otra multa de 12 millones de euros por cada periodo adicional de seis meses en la demora de la ejecución de la sentencia de 2011.