Rusia debería poder realizar ataques aéreos contra el grupo Estado Islámico en Siria, dijo el miércoles el embajador sirio ante la ONU, en el primer comentario conocido de un funcionario sirio de alto rango sobre la posibilidad de que Rusia comience a realizar nuevos movimientos militares en días recientes en esa devastada nación.

"¿Por qué los estadounidenses están combatiendo a ISIS con sus jets y a los rusos deberían prohibirles eso?", preguntó el embajador Bashar Ja'afari a un grupo pequeño de reporteros, refiriéndose a un acrónimo del grupo Estado Islámico. "¿Tiene sentido? No tiene sentido", enfatizó.

"Después de todo, estamos combatiendo al mismo enemigo", agregó.

Sus comentarios se dan en una atmósfera de preocupación en Estados Unidos sobre la reciente concentración militar rusa en Siria. Rusia ha enviado en días recientes cerca de media docena de tanques de guerra y otros armamentos a Siria, con el objetivo aparente de establecer una base aérea cerca de la ciudad costera de Latakia.

Israel dijo la semana pasada que tropas rusas estaban estableciendo una base aérea ahí para lanzar ataques aéreos contra milicianos del grupo Estado Islámico.

Ja'afari restó importancia a esas preocupaciones, y dijo que la reciente actividad es el mismo tipo que cooperación militar que han tenido Rusia y Siria durante años.

El presidente ruso Vladimir Putin ha defendido su apoyo militar al gobierno del presidente sirio Bashar Assad y señaló que es imposible derrotar al grupo Estado Islámico sin la cooperación con Damasco.

Assad, en una entrevista transmitida el miércoles por medios de prensa rusos, no mencionó la posibilidad de ataques aéreos rusos, y ningún funcionario sirio hasta ahora había comentado sobre tal posibilidad. Assad no mencionó directamente los movimientos militares rusos en Siria más recientes, pero urgió a la formación de un frente unido contra el grupo Estado Islámico.

___

La periodista de The Associated Press Nancy Benac en Washington contribuyó a este reporte.