Rompiendo con la tradición de los Nobel, el exsecretario del comité para el Premio Nobel de la Paz dijo que el galardón otorgado al presidente Barack Obama en el 2009 no logró materializar las expectativas del panel.

Geir Lundestad afirma en un libro que saldrá el jueves que el comité esperaba que el premio fuera una motivación para Obama, pero "incluso varios de los partidarios de Obama creyeron que el premio fue un error. En ese sentido, el comité no logró lo que esperaba".

Lundestad dejó el puesto el año pasado después de 25 años de ser secretario sin derecho a voto del reservado comité.

El premio del 2009 provocó críticas en Estados Unidos, en donde muchos argumentaron que Obama no había sido presidente suficiente tiempo para tener un impacto que le valiera el Nobel.