Millones de trabajadores perderán su empleo este año debido a la recesión que ha sacudido al país más grande de Latinoamérica, afirmó el miércoles una federación industrial de Brasil.

La Federación de Industrias del Estado de Río de Janeiro señaló que un análisis del mercado laboral realizado recientemente demuestra que en 2015 se perderán entre 1,2 y 1,6 millones de empleos, la peor contracción en 17 años.

Anteriormente, la peor cifra se había registrado en 1998, cuando se perdieron casi 580.000 empleos formales en Brasil.

"No vemos indicios de mejoría a corto plazo", comentó el economista de la federación Marcelo de Avila al periódico Folha de Sao Paulo.

El Instituto de Investigación Económica Aplicada, una entidad del gobierno, dijo a inicios del mes que más de un millón de empleados registrados podrían perder sus trabajos hacia final del año.

A finales de agosto, la oficina gubernamental de estadísticas, IBGE, informó que el producto interno bruto del país se contrajo por segundo trimestre consecutivo, enviando a la economía brasileña a una recesión técnica.

La dependencia informó que la economía retrocedió 1,9% en el segundo trimestre en comparación con el periodo anterior. El producto interno bruto se contrajo 0,7% en el primer trimestre.

La economía brasileña resultó afectada por una caída en los precios internacionales de los productos básicos, un lento crecimiento económico global, una creciente inflación y elevadas tasas de interés.

"Calculamos que entre 1,5 y 2 millones de trabajadores del mercado formal e informal perderán sus empleos debido a la recesión, dijo el economista Gesner Oliveira, presidente de la firma de consultoría de Sao Paulo GO Associados, el miércoles en un correo electrónico.

"Dado que no se prevé un crecimiento económico hasta 2017, el mercado laboral se seguirá debilitando el año entrante", afirmó.

Recalcó que las industrias de construcción y manufactura resultarán las más afectadas.