Los hijos del personal militar y civil en la base naval estadounidense en Guantánamo, Cuba, van a tener una nueva escuela, en un indicio de que la armada no planea dejar la instalación en el futuro cercano.

La armada dijo que está buscando un contratista para construir una escuela, que costará 40 y 60 millones de dólares. Los planes prevén consolidar los dos campus de la W.T. Sampson Unit School en un solo edificio.

Unos estudiantes desde preescolar hasta el 12do grado estudian actualmente en la escuela, que lleva el nombre de un comandante de la guerra hispano-estadounidense.

El anuncio publicado el martes dijo que el contrato será otorgado en enero y el proyecto tomará casi dos años y medio.

Estados Unidos ha dicho que planea conservar la base, pese a la mejora de relaciones con Cuba.