Un juez argentino suspendió el miércoles las actividades en la mina Veladero, explotada por la empresa canadiense Barrick Gold en la provincia de San Juan, a causa de un derrame de cianuro.

La medida fue dispuesta por el juez de la Segunda Circunscripción Judicial de la provincia, Pablo Oritja, a partir de una medida cautelar presentada por un habitante del poblado de Jáchal, el más cercano a la zona del derrame.

Barrick informó a su vez en un comunicado que a partir del "incidente ocurrido el 13 de septiembre en una válvula de la cañería del proceso de lixiviación (extracción de materia soluble mediante un disolvente)" de la mina se pusieron en marcha los "procedimientos de contingencia" previstos, para lo cual se lleva adelante un monitoreo de aguas en toda la zona de influencia del área de la mina Veladero.

La empresa dijo haber coordinado medidas preventivas para hacer frente a los resultados que el monitoreo pueda arrojar y señaló que se dispuso el abasto de agua a las comunidades citadas.

Vecinos y organizaciones ecológicas de la región dijeron que el cianuro podría filtrarse y contaminar los ríos Blanco y Jáchal. El derrame se produjo a 370 kilómetros de la ciudad de San Juan y a 4.000 metros de altura en la Cordillera de los Andes.

Hasta el momento no se dieron a conocer los resultados de los estudios realizados el lunes sobre el agua de la zona para determinar si está contaminada. Por precaución, el gobierno de la provincia San Juan pidió a las comunidades cercanas a la mina "que eviten y/o limiten el consumo de agua proveniente del río Blanco".

El juez Oritja también ordenó a Barrick la distribución de agua potable a los poblados afectados.

"El tema tiene que repararse rápidamente", dijo días atrás a periodistas el jefe de gabinete, Aníbal Fernández, que actúa de portavoz del gobierno nacional.

El funcionario intentó transmitir tranquilidad al señalar que la mina "está en un lugar muy particular y (el cianuro) no tendría que llegar a la población de ninguna manera".

"Para la separación del material común del oro y la plata se utiliza lo que se conoce como cola de cianuro" y esa separación "garantiza que no podría haber pérdida de cianuro porque ahí iría el oro y la plata, por lo cual se trabaja muy fuerte para que eso no suceda", señaló.