La Policía Nacional colombiana informó el miércoles fueron embargadas propiedades por más de seis millones de dólares que pertenecen a uno de los narcos más buscados del país: Víctor Ramón Navarro, alias "Megateo".

Se trata de 39 propiedades ubicadas en los departamentos de Norte de Santander, César, Cundinamarca, Atlántico y Santander valuadas en 20.000 millones de pesos (un poco más de 6,6 millones de dólares).

"Llama la atención que estas propiedades inicialmente habían sido puestas en cabeza de dos mujeres que, en (pasadas) oportunidades, habrían sido amante y proveedora de algunos bienes y servicios a este narcotraficante", dijo en rueda de prensa el general Rodolfo Palomino, director de la Policía Nacional.

A su vez, observó Palomino, para evitar la extinción del dominio de dichos bienes las mujeres los habían puesto a nombre de terceras personas. Las mujeres fueron identificadas con los alias de "Marina" y "Lili".

El Departamento de Estado ofrece una recompensa de cinco millones de dólares por información que lleve a la captura de "Megateo", acusado de cultivar coca que procesa en sus propios laboratorios y envía a Estados Unidos, Canadá, República Dominicana y Europa.

Una corte de Florida lo requiere en extradición y tribunales colombianos, en tanto, lo solicitan por homicidio, rebelión, narcotráfico, secuestro y terrorismo.

"Megateo" se identifica como parte de un minúsculo grupo rebelde llamado el Ejército Popular de Liberación. Pero según las autoridades en realidad es un narcotraficante que se volvió amo y señor en siete poblados ubicados en una zona de la frontera entre Colombia y Venezuela llamada el Catatumbo.

Según Palomino, "Megateo es un delincuente dedicado especialmente al tema del narcotráfico, un delincuente que igualmente ha querido posar de guerrillero, pero que realmente lo que hace es traficar y es una persona que ha querido pasar como un 'Robin Hood' allá en la zona de Catatumbo".