Los conocidos atascos de tránsito del área metropolitana de Manila cuestan al menos 3.000 millones de pesos (64 millones de dólares) diarios a la economía filipina, según las autoridades.

Un estudio japonés de 2012 determinó que el tiempo perdido por la gente atrapada en el tránsito, así como el coste adicional de mantener vehículos en la atascada Manila y sus alrededores, suponían la pérdida de 2.400 millones de pesos (51 millones de dólares) diarios, indicó el miércoles el secretario filipino de Planificación Económica.

En la actualidad, el aumento de población y del parque de vehículos hace que la cifra de 3.000 millones de pesos (64.000 millones de dólares) sea una estimación conservadora, afirmó. El coste anual supone un 0,8% del producto interno bruto del país.

El gasto en infraestructuras del gobierno se ha visto retrasado, señaló Balisacan, y las agencias oficiales gastan menos dinero debido a sus dificultades por cumplir con la suficiente prontitud los nuevos requisitos para hacer el gasto público más transparente y libre de corrupción.