Una misión comercial estadounidense encabezada por un alto asesor del secretario de Estado visitó el martes Panamá con el fin de fomentar los negocios de empresas norteamericanas allí y conocer de primera mano el clima de inversiones en este país centroamericano, al que considera un socio natural con fuertes atractivos.

David H. Thorne, quien es consejero del secretario John Kerry, elogió el desempeño de la economía panameña en los últimos años y la forma en que logró sortear situaciones difíciles a nivel global, como la caída en los mercados bursátiles.

"Panamá es un país con el que Estados Unidos quiere estar asociado", dijo el funcionario durante una reunión con periodistas.

Thorne y líderes de la Cámara de Comercio estadounidense sostuvieron una reunión con el presidente Juan Carlos Varela y miembros de su gabinete. Durante el encuentro el mandatario panameño subrayó el compromiso de su gobierno de "ser un aliado regional de Estados Unidos, no solo en temas comerciales, sino en seguridad", según se afirma en un comunicado de la secretaria de Comunicación.

Varela también hizo "énfasis sobre el compromiso que tiene Panamá con la transparencia y la creación de condiciones para promover un mejor clima de negocios". Mencionó las diferentes iniciativas del gobierno para fortalecer la educación y la enseñanza del inglés.

La secretaria de Comunicación indicó que también se trató el tema de la conectividad aérea entre ambos países, ya que el gobierno panameño aspira a establecer más de doce vuelos directos a las principales ciudades de Estados Unidos, y además se habló del interés recíproco de que compañías estadounidenses desarrollen infraestructura portuaria en Panamá.

Por su parte, la vicepresidenta de la Cámara de Comercio estadounidense, Jodi Bond, destacó la importancia que el gobierno panameño le da a los temas de la democracia y la transparencia. Son asuntos que "nuestras compañías toman en cuenta cuando van a invertir", sostuvo Bond ante los periodistas, y destacó que el objetivo de la misión es "reforzar" los "lazos naturales" de las relaciones bilaterales y comerciales entre Estados Unidos y Panamá, que son "muy vibrantes".

Por su parte, el embajador panameño en Washington, Emanuel González Revilla, quien también estuvo en la reunión con periodistas, dijo que Panamá busca potenciar su relación con Estados Unidos y aprovechar el impulso que vivió el país con la celebración de la pasada Cumbre de las Américas. Subrayó que actualmente unas 30 trasnacionales estadounidenses tienen oficinas regionales en el país centroamericano.

Destacó también el esfuerzo del gobierno panameño en fortalecer los temas de transparencia. Mencionó por ejemplo la propuesta para reformar la ley sobre contrataciones, que busca crear una especie de blindaje contra la corrupción.

"Mi sentir general es que este gobierno está trabajando duro en asegurar que el modelo de negocio sea estable y transparente", dijo Thorne poco antes de viajar a Colombia, el siguiente país que visitará la misión comercial estadounidense.