Jimmy Carter dijo que recibió el segundo de cuatro tratamientos agendados para tratar el cáncer que formó metástasis en el cerebro.

Carter reveló su enfermedad el mes pasado.

El expresidente de 90 años de edad ha dicho que renunciará a su trabajo en el Centro Carter, la organización defensora de los derechos humanos que fundó al terminar su gestión en la Casa Blanca. Pero el martes por la noche, él y su esposa Rosalynn mantuvieron su costumbre anual de actualizar a quienes apoyan a su fundación sobre los trabajos de la misma.

Carter se refirió brevemente a su salud, y dijo a un grupo de aproximadamente 450 personas que no tenía efectos negativos del tratamiento y que posteriormente se enteraría de "los efectos positivos".

Carter respondió preguntas de la audiencia sobre varios tópicos, incluida la migración de miles de sirios a países de Europa, y reiteró su apoyo al acuerdo nuclear con Irán propuesto por presidente Barack Obama.