El vicepresidente Joe Biden atacó verbalmente el martes a Donald Trump, precandidato presidencial que encabeza las encuestas en el bando republicano, y lo acusó de recurrir a la "xenofobia" para ganar apoyo rumbo a las elecciones de 2016.

Biden, quien está ponderando un ingreso algo tardío a la contienda por la nominación presidencial demócrata, calificó el mensaje de Trump como "enfermo" y pronosticó que "no prevalecerá".

"Esto pasará; las cosas de Trump y esas cosas que están escuchando en el otro equipo", dijo Biden en un evento del Mes de la Hispanidad en su residencia en Washington.

Trump ha irritado a los republicanos con su llamado a sacar del país a millones de personas que viven aquí sin permiso y luego permitir que algunos de ellos regresen. Además, dijo que algunos inmigrantes mexicanos son violadores y prometió construir un muro a lo largo de la frontera con México.

Los comentarios de Biden marcan una ocasión inusual en la que un funcionario de alto rango de la Casa Blanca se refiere a precandidatos presidenciales republicanos por su nombre. En una visita a Iowa el lunes, el presidente Barack Obama evitó mencionar de manera individual a precandidatos, incluso cuando marcó distinciones entre posturas demócratas y republicanas, incluyendo el tema de la inmigración.

Pero si bien Obama definitivamente no estará en la boleta electoral en 2016, Biden aún está contemplando participar. Él ha hablado conmovedoramente en días recientes respecto al impacto de la muerte de su hijo Beau a inicios de este año y sobre cómo su decisión depende de si puede hacer el compromiso emocional para competir por la presidencia.

Si Biden compite, sus declaraciones del martes podrían servir como una plantilla para sus argumentos contra republicanos en una elección general. Ambos partidos estarán contendiendo por el apoyo de los hispanos, un bloque electoral de rápido crecimiento que apoyó abrumadoramente a Obama en la pasada elección presidencial.

Biden, un católico, hizo una distinción entre Trump y el papa Francisco, quien visitará Estados Unidos la próxima semana. El popular pontífice ha sido un elocuente defensor del tratamiento humano a inmigrantes y ha hablado específicamente sobre las condiciones que enfrentan las personas que cruzan la frontera entre Estados Unidos y México.

"Observen la respuesta que obtiene el papa Francisco", dijo Biden, quien calificó al pontífice como "el hombre más popular del mundo".

En su cierre de discurso, los participantes gritaron "Contiende, Joe, contiende".

"Oh, no, no, no, no", respondió Biden, restando importancia a las ovaciones y sin proporcionar nuevas perspectivas sobre su futuro político.

__

Julie Pace se encuentra en Twitter como http://twitter.com/jpaceDC