La compañía cervecera danesa Carlsberg informó del retiro de más de 4.600 barriles de cerveza Staropramen en Suecia luego de identificar dos casos en los que los contenedores estaban llenos de solución limpiadora, lo que provocó la hospitalización de dos personas.

La filial sueca de la compañía señaló el martes que la situación es "extremadamente grave debido a que el contenido es corrosivo". Informó que un empleado de un restaurante y otro de la cervecería sufrieron de ampollas en la lengua luego de tomar muestras del contenido y fueron llevados al hospital, pero "no sufrieron lesiones permanentes".

La empresa señaló que el retiro afectó los barriles de 30 litros (7 galones) vendidos a 680 bares y restaurantes en Suecia. De los 4.624 barriles, aún no se entregaban cerca de 3.000, que siguen almacenados en las bodegas de Carlsberg.

Staropramen es fabricada en República Checa, pero distribuida por Carlsberg en algunos países, incluyendo Suecia.

"Con la información que contamos hasta ahora, la cerveza de este lote de Staropramen solo se ha distribuido en Suecia, por lo que no prevemos más retiros", dijo el portavoz de la cervecería, Jim Daniell.

La cervecera de Staropramen, Molson Coors, dijo que se ha contactado a todos los potenciales consumidores minoristas y que confían en que "es un incidente aislado y que no hay más lotes de Staropramen afectados".

"El retiro en Suecia es una medida preventiva de salud y seguridad relacionada a la contaminación potencial de cerveza en una muy pequeña cantidad de contenedores", informó la compañía. "Las ventas de Staropramen en República Checa no han sufrido afectaciones".