La gente ve la televisión para algo más que entretenimiento, admitámoslo, y los Premios Emmy del domingo tendrán algo para todos.

La maestría en la narración de la segunda época de oro de la televisión será uno de los personajes principales, sus mayores contendientes son "Game of Thrones", "Orange is the New Black" y la última temporada de "Mad Men".

La presión en los medios para que se refleje la diversidad de Estados Unidos y la respuesta de los votantes de los Emmy también será una parte crucial de la ceremonia. La comedia transgénero "Transparent" compite en las principales categorías y dos actrices negras esperan poder terminar con el dominio blanco en una de las ternas más importantes de los premios.

La vanguardia de la revolución digital es otro elemento, pues "Transparent" de Amazon y las series de Netflix como "House of Cards" y "Orange is the New Black" son contendientes en los premios que hasta hace pocos años eran un dominio exclusivo de las televisoras y los canales de cable.

La gente aficionada a llevar registro de los récords tendrá mucho trabajo en la ceremonia de tres horas que se transmitirá en Estados Unidos el domingo a las 8 p.m. (hora del Este) por Fox. Andy Samberg (actualmente en "Brooklyn Nine-Nine" y ex "Saturday Night Live") será la presentadora.

"Game of Thrones", "GOT" como le dicen sus admiradores al éxito de HBO, podría convertirse en esa extraña serie de fantasía que se lleva el mayor premio de drama en su quinta nominación. El ocho veces nominado Jon Hamm de "Mad Men" de AMC tendrá su última oportunidad para llevarse el trofeo como un hombre de mediados del siglo XX en crisis.

Las probabilidades están a su favor, dijo Tom O'Neil, cuyo sitio de internet Gold Derby se especializa en predicciones de Hollywood y otros eventos.

"El tema de los Emmy de este año es que, por fin, 'Game of Thrones' va a ganar. Por fin Jon Hamm va a ganar. Esta podría ser una de las entregas de los Emmy más populares porque los favoritos tienen la ventaja", dijo O'Neil.

Una victoria de "Game of Thrones", a una década del triunfo en la categoría de mejor serie de drama de otra serie de género, la saga de ciencia ficción "Lost", impediría que "Mad Men" se llevara su quinto trofeo y estableciera un récord como el drama más premiado de la historia.

Sin embargo, otros galardones revelación tendrían mucho más peso.

Viola Davis, quien interpreta a una abogada implacable en "How to Get Away With Murder" de ABC y Tariji P. Henson, como la inflexible matriarca Cookie en el drama de hip hop de Fox "Empire", compiten por ser la primera mujer negra en llevarse el mayor honor de actuación dramática.

"¡Tengo que ganar. Tengo que ganar para la historia!", dijo una entusiasta Henson cuando le preguntaron sobre sus posibilidades durante un panel de "Empire" en mayo pasado.

Que aún no haya una mujer negra ganadora en esa categoría es ofensivo, dijo Gabourey Sidibe, quien interpreta a Becky en "Empire".

Pero "sin importar lo que pase la noche de los Emmy, sin importar qué pase en otras 100 noches de los Emmy, el trabajo que hacen ambas, Taraji y Viola, es indiscutible", dijo Sidibe el martes. "Son personas poderosas e increíbles, y ganarán para siempre, ganen o no esa noche".

La espera ha sido mucho más larga para las mujeres que para los hombres. El legado de Bill Cosby se encuentra actualmente en entredicho por las acusaciones de abuso sexual que le han hecho, pero en 1966 fue el primer hombre de raza negra en ser reconocido como mejor actor en una serie de drama en "I Spy".

Cosby ganó nuevamente en 1967 y el 68. Otros dos actores negros lo siguieron tras una brecha de más de dos décadas: James Earl Jones por "Gabriel's Fire" en 1991 y Andre Braugher por "Homicide: Life on the Street" en 1996.

Los asuntos de identidad de género, amplificados recientemente en la cultura popular por Caitlyn Jenner, será parte de la noche con "Transparent", protagonizada por Jeffrey Tambor, la cual compite en la categoría de mejor actor de comedia, guion, y otros trofeos.

En los Emmy a los logros técnicos y de artes creativas del sábado pasado, donde también se premió a los actores invitados, Bradley Whitford fue reconocido por su papel en "Transparent" como travesti.

"Me encanta estar en un programa que es una voz para el entendimiento, la compasión y la inclusión radical. Todavía no lo hemos logrado, pero el día que no haya prejuicios llegará", dijo Whitford al recibir su premio.

Los cambios en las reglas de votación de la academia de televisión podrían afectar los resultados de dos importantes premios. Previamente una cantidad pequeña de los 18.000 miembros de la academia veían DVDs de las series de comedia y drama nominadas y votaban en papel, dijo O'Neil, autor del libro de referencia "The Emmys".

En esta ocasión los miembros de la academia pueden votar en internet, un cambio que podría impulsar que más jóvenes participen y posiblemente aumenten las posibilidades para series menos tradicionales como "Game of Thrones".

Los Emmy también quieren que la devoción por la televisión se traduzca en ratings. Los 15,6 millones de espectadores del año pasado fueron la segunda mejor noche para los premios en ocho años y fueron superados sólo por los 17,8 millones que vieron la ceremonia por CBS en 2013, tras beneficiarse del partido de la NFL que la precedió.

De hecho el fútbol estadounidense será otro elemento complaciente de la mezcla de los Emmy de este año: "Fox NFL Sunday" transmitirá desde la alfombra roja y el juego de los Eagles de Filadelfia contra los Cowboys de Dallas se transmitirá antes de los premios.

____

En internet:

http://www.emmys.com

___

Lynn Elber está en Twitter como http://twitter.com/lynnelber.