Una alta funcionaria rusa exhortó a las fábricas estatales de armamentos a combatir el consumo de alcohol en el lugar de trabajo mediante un nuevo reglamento ético.

La viceprimera ministra Olga Golodets dijo a los gerentes de recursos humanos de las empresas estatales que existe "una propensión al abuso de alcohol" en esas fábricas. "La falta de disciplina", dijo, conlleva "un precio elevado no solo para las fábricas sino para la humanidad".

Entre los participantes se encontraban directivos de la fábrica de sistemas misilísticos de defensa aérea Almaz-Antei y la empresa nuclear Rosatom.

También dijo que los gerentes deben dar el ejemplo a sus empleados y reducir el consumo de alcohol en las fiestas de oficina.

"Yo misma he visto fiestas de empresa que no tenían nada que ver con las fiestas de empresa", dijo Golodets, en declaraciones reproducidas por la agencia noticiosa Interfax.

Un informe de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) este año reveló que el 30% de las muertes en Rusia en 2012 se debían al alcoholismo, la tasa más elevada entre las naciones encuestadas.