Una avalancha en los Alpes franceses causó la muerte de siete alpinistas el martes, informó el prefecto de la región Hautes-Alpes, Pierre Besnard.

Las víctimas eran de al menos dos nacionalidades, dijo Besnard al canal BFM de televisión, aunque no las precisó. Los cuerpos eran transportados a la ciudad de Briancon.

La avalancha alcanzó a tres grupos que escalaban con sogas en el concurrido macizo de Ecrins, de 4.000 metros de altura, cerca de la población de Pelvoux. El lugar no requiere la máxima destreza, pero el coronel Christian Flagella dijo a iTele que puede ser "relativamente peligroso" en ciertas circunstancias.

El guardián de un refugio vecino alertó a las autoridades sobre la avalancha, dijo el prefecto.

Se reforzaron los equipos de rescate. El ministro del Interior, Bernard Cazeneuve, dijo que se habían movilizado tres helicópteros y dos equipos de búsqueda con perros, que recorren la zona para asegurarse de que han encontrado a todas las víctimas.