El mercado bursátil neoyorquino registró una fuerte alza el martes, un día antes de una crucial reunión de la Reserva Federal.

Los directivos del banco central dialogarán durante dos días a partir del miércoles y podrían decidir aumentar las tasas de interés por primera vez en casi una década.

Las opiniones están divididas en cuanto a si la Fed lo hará, o incluso sobre sí debería, elevar las tasas este mes. Por un lado, las contrataciones en Estados Unidos siguen aumentando y el mercado de la vivienda se está recuperando. Por el otro, hay indicios de que la debilidad en la economía mundial pudiera tener un impacto sobre la estadounidense.

Los que diseñan las políticas de la Reserva Federal han mantenido su tasa de referencia cerca de cero casi siete años, en apoyo tanto de la economía como del mercado bursátil.

Las fuertes ganancias del martes se produjeron después de la divulgación de algunos informes mixtos que mostraron debilidad en ciertas partes de la economía. Aunque las ventas al por menor subieron ligeramente el mes pasado, la producción fabril cayó durante el mismo período luego que las empresas automotrices recortaran el número de unidades nuevas. Un sondeo de la Fed de Nueva York mostró que la actividad manufacturera en ese estado descendió en septiembre por segundo mes consecutivo.

"Es casi como si el mercado creyera que la Fed no va a hacer nada el jueves. Es por eso que la gente está incrementando el valor de las acciones", indicó Kevin Mahn, director de inversiones en Hennion & Walsh Asset Management en Nueva Jersey. Sin embargo, dijo creer que elevar las tasas "sería lo correcto para la economía... ya es hora".

El promedio industrial Dow Jones ascendió 228,89 puntos, el 1,4%, a 16.599,85, mientras que el índice Standard & Poor's 500 avanzó 25,06 unidades, el 1,3%, a 1.978,09. El compuesto Nasdaq subió 54,76 puntos, el 1,1%, a 4.860,52.

Las acciones industriales encabezaron las ganancias. El sector había estado entre los más golpeados por la reciente racha de ventas global luego de que los inversionistas se mostraran preocupados en torno al panorama de la demanda en el mundo.

"La gente ha estado muy pesimista con relación al crecimiento global", dijo Scott Wren, estratega de valores global en el Instituto de Inversiones Wells Fargo. "Creo que van a estar sorprendidos... uno va a ver un poco más de estabilidad".

El mercado bursátil se ha recuperado de algunas de sus pérdidas en agosto y principios de septiembre, pero aún sigue debajo de su nivel más alto del año en momentos en que corredores e inversionistas se preocupan sobre el posible impacto de una desaceleración en China y otros mercados emergentes. El S&P 500 ha retrocedido el 7,2% de su cierre récord alcanzado en mayo.

El precio del petróleo subió luego de mayores indicios de un descenso en la producción de crudo en Estados Unidos. El precio del petróleo estadounidense ganó 59 centavos a 44,59 dólares el barril, mientras que el crudo Brent, de referencia internacional, registró un alza de 26 centavos a 46,63 dólares el barril.

En los bonos gubernamentales los precios descendieron. El rendimiento en el bono del Tesoro a 10 años ascendió a 2,29% de 2,18%% el lunes.

En los metales, el oro perdió 5,10 dólares, a 1.102,60 la onza.