Insurgentes cañonearon barrios en poder del gobierno en Alepo, donde murieron soete personas y otras 52 resultaron heridas, informó la TV estatal siria el martes.

Los proyectiles cayeron en cinco barrios de Alepo, añadió.

El Observatorio Sirio por los Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña, dijo que murieron seis personas y varias decenas resultaron heridas, y añadió que la cifra de muertos probablemente aumentará porque algunos sufrieron heridas graves. El Observatorio tiene una red de activistas en el terreno.

Dijo que se han producido combates encarnizados en la ciudad más grande y antiguo centro comercial de Siria.

Alepo está divida desde 2012, entre el sector occidental en poder de las fuerzas gubernamentales y el este en manos de distintos grupos rebeldes.