El presidente Barack Obama no estará en las boletas electorales de 2016, pero el lunes mostró que busca la manera de imprimir su sello en la contienda que determinará a su sucesor.

Durante una visita a Iowa, el estado que tendrá la primera oportunidad de definir a los candidatos, Obama estableció amplios contrastes entre las políticas demócratas y las que los republicanos han presentado para intentar recuperar la Casa Blanca. Fue particularmente enfático en temas migratorios, un asunto sensible que ha irritado al Partido Republicano.

"Todo ese sentimiento antiinmigrante que está en la política actualmente es opuesto a lo que somos", afirmó Obama durante un acto público en la Secundaria Norte de Des Moines.

De manera oficial, el mandatario fue a Iowa a anunciar planes para que los aspirantes a estudios universitarios soliciten ayuda federal antes de lo que lo hacen. Pero al principio de su sesión de preguntas y respuestas quedó claro que estaba pensando en temas electorales.

"Sé que todos ustedes están por ser inundados con anuncios y llamadas de un montón de tipos que quieren este empleo", dijo Obama. Y en broma agregó: "Simplemente no imagino qué clase de persona quisiera meterse en algo como esto".

Cuando una persona le preguntó al mandatario sobre sus puntos de vista respecto de las posturas sobre la educación que tienen los precandidatos a la contienda de 2016, Obama dijo que no le diría a nadie por quién votar, "al menos no en este momento; más adelante lo haré".

No obstante, el mandatario criticó a los legisladores republicanos que pretenden mantener los amplios recortes presupuestales nacionales y exhortó a los electores a que no apoyen con su voto a los candidatos que culpan a los maestros de los problemas en la educación, una bofetada a los republicanos que han combatido a sindicatos de profesores.

Una joven voluntaria en la campaña política de Hillary Rodham Clinton, la precandidata presidencial demócrata que encabeza las encuestas para las elecciones primarias de su partido, intentó enganchar a Obama en la contienda interna de ese organismo político. Le preguntó al presidente si consideraba realista la propuesta del senador Bernie Sanders --principal adversario de Clinton-- de hacer gratuita la educación en las universidades públicas.

Sin mencionar a Sanders, Obama habló de su propia propuesta de que sean gratuitos los cursos que duran dos años en los colegios comunitarios. Si se puede lograr eso, dijo el presidente, "pienso que se puede empezar a construir a partir de ahí".

Los comentarios de Obama sobre migración fueron en respuesta a la pregunta de un estudiante sobre si los jóvenes que están sin permiso en el país son candidatos a la ayuda financiera. El mandatario dijo que la idea de que los chicos traídos sin autorización a Estados Unidos no deberían ser bienvenidos si es que quieren contribuir a sus comunidades carece de sentido.

La mayoría de los republicanos aspirantes a la presidencia se oponen a otorgar la ciudadanía a aquellos que viven sin permiso en el país. Donald Trump, quien encabeza las preferencias republicanas, dijo que quiere deportar a los millones de residentes no autorizados y luego permitir el regreso de algunos.

___

Julie Pace se encuentra en Twitter como: http://twitter.com/jpaceDC