Un representante de la OEA sostendrá reuniones de alto nivel con funcionarios haitianos para apoyar la primera ronda de las elecciones presidenciales agendada para el próximo mes y la segunda ronda de elecciones regionales, informó el organismo el lunes.

La OEA señaló que respalda la realización de la votación del 25 de octubre, cuando se espera que más de 50 candidatos compitan por el máximo cargo público de Haití. En un comunicado, la OEA dijo que el director de observación electoral Gerardo de Icaza viajó el lunes a la capital de Haití para reunirse con el consejo electoral provisional y otros "en apoyo de la realización de las próximas elecciones".

La próxima semana, otros funcionarios de la OEA realizarán una visita preliminar a Haití para preparar la misión de observación en una nación que aún se está recuperando de un poderoso terremoto de enero de 2010 que devastó la capital y áreas circundantes.

El mes pasado, la OEA informó que sus monitores encontraron violencia dispersa e irregularidades en la primera ronda de las elecciones legislativas realizada el 9 de agosto, pero no suficiente para invalidar los resultados. Esa ronda realizada para renovar toda la Cámara de Diputados y dos terceras partes del Senado fue considerada una prueba para las elecciones del 25 de octubre. Sólo 18% de los votantes registrados se presentaron a las urnas.

Funcionarios del consejo electoral haitiano han dicho que la primera ronda de la contienda legislativa va a ser repetida en 25 de 119 distritos de Haití debido a desorden y violencia que estropearon parcialmente la votación en agosto.

Pero la semana pasada, el partido Verite, una facción política importante asociada al expresidente Rene Preval, emitió un comunicado en el que informó que se retiraría de las elecciones. Dijo que fue víctima de un "desorden electoral" en agosto y pidió que un consejo "creíble" organice buenas elecciones.

Sin embargo, algunos candidatos legislativos de Verite han dicho a estaciones de radio locales que siguen teniendo la intención de competir en octubre. Jacky Lumarque, candidato presidencial del partido, fue retirado de la lista de contendientes porque no había recibido un certificado de absolución del Parlamento que acreditara que había manejado fondos de gobierno de manera adecuada cuando presidió una comisión de educación.

A otro candidato prominente, el ex primer ministro Laurent Lamothe, se le prohibió previamente competir debido a la falta de un certificado de absolución que cubriera su período en el gobierno de 2012 a fines de 2014.