Rusia ha comenzado a reforzar su presencia militar en un aeropuerto sirio, en un indicio de que Moscú tiene la intención de establecer una base de operaciones aéreas en el lugar aun cuando no han llegado todavía jets caza ni helicópteros, dijo el lunes el Pentágono.

El capitán de la Marina Jeff Davis, un vocero del Pentágono, señaló que Estados Unidos vigila de cerca la situación, pero se abstuvo de proporcionar detalles sobre el personal y el equipo militar ruso que es transportado por aire a la base ubicada en la provincia costera siria de Latakia.

"Hemos visto indicios en días recientes de que Rusia ha trasladado personas y equipo al área en los alrededores de Latakia y la instalación aérea ahí, lo que sugiere que tiene la intención de establecer algún tipo de base de operaciones aéreas de avanzada", dijo Davis.

El portavoz se negó a proporcionar un cálculo sobre el número de soldados rusos en el lugar y a decir qué clase de equipo militar ha llegado. Dijo que a Estados Unidos le preocupa garantizar que cualquier operación aérea militar rusa no entre en conflicto con los ataques aéreos estadounidenses ni de la coalición que se efectúan en otras partes de Siria contra el grupo Estado Islámico.

"Hemos dicho antes que recibiríamos con agrado la contribución rusa a las acciones globales en contra (del grupo Estado Islámico), pero esas cuestiones que continúan apoyando el régimen de Assad (el presidente sirio Bashar Assad), en particular las militares, son inútiles y aumentan el peligro de una mayor inestabilidad en una situación ya inestable", agregó Davis.

En una entrevista con la televisión estatal rusa transmitida el domingo, el ministro ruso de Relaciones Exteriores Serguéi Lavrov dijo que era "absurdo" que Occidente excluya a las fuerzas armadas sirias del combate contra el grupo Estado Islámico.

Josh Earnest, secretario de Prensa de la Casa Blanca, dijo el lunes que Rusia tiene intereses legítimos e inversiones importantes en Siria.

"Es por eso que nosotros (...) hemos instado a Rusia a considerar de qué manera pueden coordinar constructivamente sus esfuerzos" con la coalición internacional que combate al Estado Islámico, señaló, Earnest.

El portavoz dejó entrever que el presidente Barack Obama podría discutir el asunto directamente con el presidente Vladimir Putin.

"A pesar de todas sus diferencias, el presidente considera que tienen el tipo de relación que les permite ser francos entre ellos", añadió Earnest.

___

La periodista de The Associated Press, Stacy Anderson, contribuyó a este reporte.