La Comisión Interamericana de Derechos Humanos instó el lunes a las autoridades colombianas a esclarecer el asesinato de la periodista Flor Alba Núñez y sancionar a los responsables.

En un comunicado de prensa, la Comisión desde su sede en Washington condenó el asesinato perpetrado el jueves por un sicario que disparó a Núñez en el municipio de Pitalito, departamento de Huila y a 370 kilómetros al suroeste de Bogotá.

El organismo instó a las autoridades colombianas "a actuar de manera pronta y oportuna para esclarecer los motivos del asesinato e identificar y sancionar a los responsables".

De acuerdo con la CIDH, el de Núñez fue el tercer asesinato en Colombia de un periodista en lo que va corrido del año.

El gobierno ofreció el viernes una recompensa de 33.190 dólares a quienes entreguen información que permita ubicar a los asesinos de la comunicadora.

Según la Policía, Núñez fue atacada cuando se encontraba afuera de su sitio de trabajo, la emisora 'La Preferida FM'. Dijo que no tenía conocimiento de amenazas contra la periodista, que también trabajaba para un canal de televisión local y otro regional.

De acuerdo con la Federación Colombiana de Periodistas, que consultó a otros reporteros de Pitalito, "Núñez habría recibido amenazas y advertencias después de publicar una entrevista realizada a personas que se vieron involucradas" en la muerte de un perro que fue hallado ahorcado y amarrado a un poste.

Según la Federación, la periodista también había publicado en las redes sociales fotografías de una banda delictiva que había perpetrado un atraco cerca de la alcaldía del pueblo.