Los pescadores que se benefician de los altos precios de las anguilas están muy preocupados por una decisión esperada este mes sobre si el pez será enlistado o no bajo la Ley de Especies en Peligro de Extinción.

Un grupo de defensa ambiental quiere que el gobierno federal incluya a la anguila americana como amenazada, lo que le daría al pez protecciones que limitarían en gran medida la capacidad de los pescadores de perseguirlas y atraparlas.

La decisión del Servicio Federal de Pesca y Vida Silvestre en relación a la protección de las anguilas sin duda se dará a conocer a finales de septiembre, informó Steven Shepard, un vocero de la agencia.

La decisión llegará en momentos en que el mercado de crías de anguilas, llamadas angulas, está en auge. En Maine, que por mucho cuenta con la pesca de anguila más lucrativa en Estados Unidos, las angulas superaron los 2.100 dólares la libra (0,45 kilos) en el 2015 después de que en 2009 valían menos de 100 dólares la libra. Las angulas se venden a compañías de acuacultura asiáticas que las crían hasta una edad madura y las utilizan para alimento, incluido el sushi.

El Centro para Ciencia, Precisión y Confiabilidad Ambiental de Fresno, California, dice que las anguilas han perdido más del 80% de su hábitat, en gran parte debido a las presas que bloquean su migración, y sufren demasiada presión por la pesca comercial. El grupo también afirma que la población de anguilas "decrece radicalmente", así como otras especies de anguilas a nivel mundial.

"En nuestra época esta especie ha estado en un declive radical con muy poca supervisión regulatoria", indicó Rob Roy Ramey, un consejero en ciencia de los que presentaron la petición. "Son babosas, son extrañas a la vista, son anguilas. No son calientitas, peludas y carismáticas; ésta es como la paloma migratoria de nuestra época", la cual se extinguió.

Es posible encontrar a la anguila americana desde Groenlandia hasta Venezuela, tiene a sus crías en el mar de los Sargazos, y es objeto de pesca comercial en varios estados de la costa este de Estados Unidos. Su valor rara vez excedió los tres millones de dólares al año entre 1950 y 2010, hasta que aumentó a más de 40 millones de dólares en 2012.

En gran parte, el valor de las anguilas americanas ha aumentado en años recientes por una fuerte disminución en su población en Europa durante la década de 1990.