La fiscalía que investiga delitos económicos denunció el lunes al fondo estadounidense Burford Capital y a la empresa española que administró Aerolíneas Argentinas por supuesta estafa.

El titular de la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos, Carlos Gonella, denunció que el Grupo Marsans de España le transfirió a Burford los derechos para llevar el caso que mantiene contra el Estado argentino en el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI) del Banco Mundial. A fines de 2008 Marsans demandó al Estado argentino para que le pague una indemnización por la expropiación de Aerolíneas Argentinas, efectuada ese año. A cambio de los derechos de Marsans, Burford recibiría una porción del acuerdo al que se llegue en el CIADI.

Gonella consideró que esa cesión de derechos se trata de "una maniobra fraudulenta que tiene por objetivo perjudicar" al país en "unos 1.600 millones de dólares".

Según Gonella, Marsans transfirió esos derechos a través de un convenio que perdió "todo efecto" cuando el grupo español entró en quiebra en 2010.

"Se han falseado instrumentos públicos en el marco del proceso ante el CIADI para perjudicar al Estado argentino, porque si (ese tribunal) lauda en contra de nuestro país, Argentina se arriesga no sólo a tener que pagar 1.600 millones de dólares al fondo buitre que está gestionando el caso sino también a los legítimos acreedores españoles" producto de la quiebra de Marsans, indicó.

Gonella dijo que en la denuncia presentada ante un tribunal federal de Buenos Aires también acusó a argentinos integrantes del estudio que asesora a Burford.

Los denunciados, dijo, engañaron a un tribunal "para que falle contrariamente a los intereses patrimoniales de Argentina".

Liz Bigham, jefa de Mercadeo de Burford Capital, dijo en un comunicado al que tuvo acceso The Associated Press que "las denuncias de Argentina son infundadas y forman parte de su campaña para evitar ser llamada a rendir cuentas por su expropiación de activos valiosos en contravención del derecho internacional. La participación de Burford en la materia se produjo con la aprobación expresa de la corte española apropiada".

Gonella rechazó la demanda de indemnización de Marsans argumentando que en el juicio de expropiación la valoración de los bienes de las compañías aéreas "dio negativo por la pésima gestión del grupo español". "No sólo Argentina no le debe a Marsans sino que tiene crédito para reclamar en un monto cercano a los 1.000 millones de dólares", dijo el funcionario, que no precisó ante qué juzgado federal radicó la denuncia.

En tanto, Angelina Abbona, Procuradora del Tesoro de la Nación, dijo que el CIADI podría emitir su fallo a principios de 2016.

"Se están burlando del CIADI, que aparentemente está muy tranquilo porque estas cuestiones ya las hemos denunciado, pero tenemos que poner en conocimiento a la justicia argentina para resguardar los intereses del Estado", agregó Abbona.