El primer ministro británico instó el lunes a la comunidad internacional a enviar más ayuda a los refugiados sirios en varios países del Oriente Medio a fin de reducir su migración masiva a Europa.

David Cameron formuló sus declaraciones durante una visita al campamento de refugiados Zaatari, que alberga a más de 80.000 sirios.

Más de 4 millones de sirios han huido a Jordania, Líbano, Turquía, Irak y Egipto desde que estalló la guerra civil en su país en 2011.

A medida que transcurre la crisis, varias agencias de Naciones Unidas, incluso el Programa Mundial de Alimentos, han enfrentado escasez de financiación, lo que ha provocado agudos cortes en alimentos y dinero para los refugiados.

Dirigentes de las organizaciones de ayuda dijeron que esta falta de apoyo ha provocado una mayor migración a Europa.

Cameron afirmó que Gran Bretaña ha donado hasta ahora unos 1.000 millones de libras (1.530 millones de dólares) a la región. "Espero que otros inviertan del modo que lo ha hecho Gran Bretaña", afirmó.

El mandatario británico dijo que ayudar a los refugiados es un imperativo moral, pero que "también hay una conexión real con la crisis de refugiados en Europa".

Notó que millones de personas han sido desplazadas por el conflicto en Siria. Hay un número enorme que podría decidir venir a Europa", señaló. "Eso resalta la importancia de que otros países apoyen los campamentos de refugiados y a las personas que se quedan en Siria".

Los líderes europeos no coinciden en los modos de manejar el flujo masivo de refugiados a Europa, muchos de ellos sirios. En una reunión en Bruselas el lunes, los ministros del interior de la UE discutían cómo distribuir los 160.000 solicitantes de asilo entre las 28 naciones del bloque.

Gran Bretaña ha accedido a reasentar a 20.000 refugiados sirios de los campamentos a lo largo de un lustro.

El mismo lunes, Cameron se reunió en Beirut con su contraparte libanés, Tammam Salam y visitó un campamento de refugiados sirios en el Valle de Bekaa, cerca de la frontera con Siria.

Líbano alberga más de 1.100.000 refugiados sirios, equivalente a la cuarta parte de la población total del país.