La Unión Europea anunció el lunes que extendió por seis meses una prohibición de visas y congelamiento de bienes en perjuicio de varios estrechos aliados del presidente ruso Vladimir Putin y otros involucrados en la anexión rusa de Crimea y en otras disputas territoriales en Ucrania.

La UE agregó que "la evaluación de la situación no justifica un cambio en el régimen de sanciones" que afecta a 149 personas y 37 entidades. La UE de 28 naciones coordinó sus sanciones con Estados Unidos.

La prolongación tiene lugar mientras prosigue la inestabilidad en el este de Ucrania.

Pese a un cese de fuego declarado en febrero, tanto las fuerzas ucranianas como los separatistas apoyados por Rusia siguieron lanzando ataques de artillería hasta que volvieron a prometer el cumplimiento de una tregua el 1 de septiembre.