El primer ministro español afirmó el lunes que su Partido Popular en el gobierno tratará de impedir un intento separatista de Cataluña, argumentando que el desprendimiento significaría abandonar Europa.

Cataluña efectuará elecciones regionales el 27 de septiembre, durante las cuales los separatistas tratarán de ganar una mayoría de legisladores en el Parlamento para impulsar su intento independentista.

Mariano Rajoy dijo a la prensa el lunes que su partido replicará que los catalanes "perderían los derechos que tienen como europeos y como españoles".

Funcionarios españoles y de la Unión Europea han dicho que Cataluña quedará fuera de la UE si se separa y que se verá obligada a volver a postularse.

Los separatistas sostienen que una victoria electoral abriría "un camino a la independencia" de hasta 18 meses. Rajoy insiste en que la independencia catalana sería inconstitucional y que no la permitirá.