El cardenal Timothy Dolan y legisladores de Nueva York condenaron la reventa de entradas para ver el paso de la caravana del papa Francisco durante su próxima visita a la ciudad.

Unos 80.000 boletos fueron distribuidos por medio de un sistema de lotería patrocinado por la municipalidad para presenciar la procesión papal por el Parque Central el 25 de septiembre.

Las entradas se ofrecían en venta por medio de eBay y Craiglist por miles de dólares poco después que se notificó a los ganadores de la lotería.

Dolan, arzobispo de Nueva York, explicó que los boletos eran gratuitos por un motivo: dar a la mayor cantidad posible de personas la posibilidad de participar en la visita papal, incluso aquellas con "medios modestos".

El senador Daniel Squadron afirmó que la reventa entra en conflicto con el mensaje espiritual.

Por su parte, el senador Chuck Schumer elogió la decisión de eBay de prohibir la oferta de entradas para los actos papales.