Un hombre sospechoso de haber baleado fatalmente a un policía de Kentucky fue muerto a tiros después de que se negara a soltar el arma que llevaba al ser ubicado tras una persecución de varias horas de duración, informó la policía el lunes.

El agente Joseph Cameron Ponder, de 31 años, quien tenía menos de un año en la corporación, realizaba una parada de tráfico alrededor de las 10:20 de la noche del domingo en la autopista Interestatal 24, en el oeste de Kentucky, cuando un conductor huyó.

Se produjo entonces una persecución en la que el sospechoso frenó de improviso para que el auto del agente chocara con el suyo, dijo el agente Jay Thomas, vocero de la policía estatal.

"En ese punto, el sospechoso se inclinó por la ventanilla del lado del conductor y disparó varias veces hacia el auto del agente, alcanzando el motor, el parabrisas y haciendo blanco en el agente", dijo Thomas.

Ponder recibió varios disparos y fue llevado al hospital donde murió poco antes de la medianoche.

El sospechoso Joseph Thomas Johnson-Shanks, de Florissant, Missouri, escapó y fue hallado horas después en un área boscosa rural a unos tres kilómetros (2 millas) del sitio del tiroteo, dijo el vocero. Johnson-Shanks se negó a tirar su arma y fue alcanzado por los disparos de los policías y más tarde murió en un hospital, dijo Thomas.

Ponder se graduó de la academia de la policía estatal de Kentucky en enero y estaba de servicio en un puesto de policía estatal en Mayfield. Era soltero y había sido integrante de la Marina.

La policía estatal dijo que numerosas fuerzas del orden colaboraron en la cacería humana, utilizando helicópteros y perros en una zona boscosa rural en la que hay algunas casas y donde hay muchas propiedades usadas para vacacionar que en este momento están vacías.

La policía dijo que la autopista interestatal 24 seguirá cerrada en un tramo de unos 14 kilómetros (9 millas) mientras los investigadores recolectan pruebas.

Thomas dijo que otras tres personas, dos niños y una mujer, se encontraban en el auto del sospechoso cuando se detuvo. Fueron interrogados pero no se les han formulado cargos ni se les ha detenido. El vocero no dio sus nombres ni aclaró cuál es su relación con el sospechoso.

El vocero dijo ignorar cuál era el motivo por el cual se detuvo al vehículo inicialmente.

Ponder es el segundo agente del puesto de Mayfield que muere al estar en servicio este año. En junio, Erick K. Chrisman, de 23 años, murió en un accidente de tránsito cuando respondía a una queja por un conductor que manejaba en forma imprudente.