La Asamblea Constituyente de Nepal rechazó el lunes las peticiones de volver a convertir la nación del Himalaya en un estado hindú, durante las votaciones sobre el borrador de la retrasada nueva constitución.

Cientos de manifestantes hindúes chocaron el lunes con la policía, que empleó cañones de agua y los golpeó con bastones de bambú.

La asamblea comenzó a votar el texto constitucional el domingo. La propuesta de convertir Nepal en un estado hindú fue rechazada por más de dos tercios de los miembros.

Nepal fue una nación hindú durante décadas cuando estaba gobernada por reyes, pero es un estado secular desde la abolición de la monarquía en 2006.

Los manifestantes atacaron el lunes a los vehículos que pasaban cerca, incluido uno de Naciones Unidas. Nadie pareció sufrir lesiones de gravedad en los enfrentamientos.

Los principales partidos políticos de Nepal aspiran a aprobar la nueva constitución esta semana.