Un policía militar murió a tiros en un ataque contra un puesto de seguridad en el centro de Mali, según el gobierno del país.

Hombres armados dispararon el sábado por la noche contra el puesto en Ouenkoro, en la región central de Mopti, cerca de la frontera con Burkina Faso, según un comunicado emitido el domingo por la noche. Otro agente resultó herido y tanto una oficina del gobierno local como dos vehículos fueron incendiados.

El comunicado no especulaba sobre quién podría estar detrás del ataque. Las fuerzas de seguridad malienses sufren ataques frecuentes de extremistas islámicos.

El norte de Mali cayó en manos de extremistas islámicos después de un golpe militar en 2012. Una intervención militar dirigida por Francia los expulsó de las ciudades, pero el norte y el centro de Mali siguen siendo poco seguros.