Durante la semana pasada en Latinoamérica, políticos de Guatemala y Venezuela vieron prolongarse su estancia entre rejas. En Guatemala, se ordenó que el expresidente Otto Pérez Molina permanezca encarcelado por acusaciones de corrupción, mientras que el líder opositor venezolano Leopoldo López fue condenado a casi 14 años de prisión por incitar a la violencia durante las protestas en ocasiones violentas de 2014.

En Brasil, la Iglesia Cristiana Contemporánea celebró su noveno aniversario abriendo las puertas a la comunidad homosexual de Río de Janeiro. También en Río, la limpieza de la bahía de Guanabara se retrasó más aún, antes del comienzo de los Juegos Olímpicos de Río de 2016. En Sao Paulo, los taxistas bloquearon las calles para protestar contra Uber.

Chile conmemoró otro aniversario del golpe militar de 1973 que derrocó al presidente Salvador Allende, elegido de forma democrático, y dio comienzo a los 17 años de dictadura del general Augusto Pinochet.

En Ciudad de México, equipos de la región jugaron en el Campeonato Américas de la FIBA por un puesto en los Juegos de 2016.

En la zona fronteriza entre Venezuela y Colombia, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, amplió su campaña anti contrabando y ordenó el cierre del principal paso fronterizo al mayor estado del país.

 ___

Esta galería fue seleccionada por el editor de fotografía Tomas Stargardter en Ciudad de México.

___

Los fotógrafos y editores de fotografía de Associated Press están en Twitter como: http://apne.ws/150o6jo