Rex Ryan sólo lamentó algo, que a su juicio le impidió tener un debut perfecto al frente de los Bills de Búfalo.

"Creo que pudimos haberlos dejado en cero", dijo Ryan luego de iniciar la campaña el domingo con un triunfo por 27-14 sobre Indianápolis. "Pero cuando juegas ante los Colts, eso no sucederá muy a menudo".

En otras palabras, se conforma con su triunfo.

Los Bills dieron indicios del abuso que Ryan había prometido causar sobre los rivales cuando llegó en enero a Búfalo, luego de la inesperada renuncia de Doug Marrone.

Karlos Williams y Boobie Dixon corrieron para touchdowns como parte de un ataque terrestre que no rehuyó el castigo físico y que se combinó para 147 yardas.

El quarterback Tyron Taylor fue eficiente en su debut con los Bills. Completó 14 de 19 pases para 195 yardas, incluyendo un pase de touchdown de 51 yardas a Percy Harvin, además de aportar 41 yardas por tierra.

Y la dominante defensiva de Buffalo contuvo a Andrew Luck y a una de las mejores ofensivas de la NFL hace un año.

Los Colts lograron apenas nueve primeros y diez y 148 yardas en la primera mitad, que concluyó cuando el pateador Adam Vinatieri, normalmente fiable, falló un intento de gol de campo de 52 yardas.

Luck terminó con 26 completos de 49 intentos para 243 yardas y dos anotaciones, un pase de dos yardas a Donte Moncrief y un touchdown de seis yardas a Dwayne Allen, además de dos intercepciones.

"Nos vencieron feo", dijo Luck. "No permites que un partido te defina, pero eso no lo hace más sencillo de asimilar".

Los Bills tomaron el control del encuentro al capitalizar la primera intercepción a Luck.

El cornerback novato Ronald Darby realizó un salto perfecto para interceptar el pase profundo de Luck a T.Y. Hilton. Cinco jugadas después, Taylor lanzó cómodo para conectar a la carrera con Harin y abrir el marcador.

También el domingo, Marcus Mariota lució como en casa, de pie en la banca en el cuarto final, viendo cómo sus compañeros finiquitaban otro holgado triunfo.

El quarterback novato lo hizo ver tan sencillo el domingo como lo hacía en su época colegial, lanzando cuatro pases de touchdown y superando a la primera selección del draft, Jameis Winston, en sus respectivos debuts en la NFL, para guiar a los Titans de Tennessee a un triunfo de 42-14 sobre los Buccaneers de Tampa Bay.

El anticipado duelo de la primera semana entre los dos primeros jugadores reclutados en el draft fue desigual desde el comienzo. Mariota brilló tanto como lo hizo en muchas ocasiones con Oregon, donde a menudo montaba enormes y cómodas delanteras.

"Comenzar fuerte, imponer el ritmo, tener éxito al inicio, le da confianza a todos y nos ayudó todo el encuentro", dijo Mariota, luego de que los Titans finalizaron una racha de 10 derrotas.

Sin embargo, la segunda selección del pasado draft, advirtió que no se pueden sacar muchas conclusiones tras dominar a los Bucs, que al igual que los Titans vienen de una campaña de 2-14.

"Significa que estamos 1-0. Para mí, es ir un día a la vez y ejecutar al máximo de mis habilidades", dijo el ganador del trofeo Heisman de 2014. "Es un buen inicio para nosotros, pero es solo el primer juego. Debemos seguir mejorando. Debemos mejorar y no enfocarnos en las estadísticas".

Mariota pasó para 209 yardas sin intercepción, para unirse al miembro del Salón de la Fama, Fran Tarkenton, como los únicos jugadores con al menos cuatro pases de touchdown en su primer partido en la NFL.

Tarkenton lo hizo con Minnesota ante los Bears de Chicago el 17 de septiembre de 1961. Mariota fue el primero en hacerlo tan solo en la primera mitad.

Winston, ganador del Heisman en 2013, también logró una rareza, al convertirse en el primer quarterback desde Brett Favre en 1991, al que le interceptan su primer pase en la NFL y lo devuelven para touchdown.

En otros resultados, Packers 31, Bears 23; Chiefs 27, Texans 20; Jets 31, Browns 10; Dolphins 17, Redskins 10; Panthers 20, Jaguars 9; Rams 34, Seahawks 31; Cardinals 31, Saints 19; Chargers 33, Lions 28; Bengals 33, Raiders 13, Broncos 19, Ravens 13, y Cowboys 27, Giants 26.