El zoológico en la capital de Georgia reabrió tres semanas después de una devastadora inundación que mató a más de la mitad de sus 600 animales, incluyendo 20 leones y tigres y jaguares.

El zoológico de Tbilisi ha restaurado solamente su sección alta, abandonando la sección baja, que fue azotada por un torrente de aguas lodosas el 13 de junio. Los planes prevén el traslado completo del zoológico a otra localidad, pero tomará varios años para construir el nuevo parque.

Los primeros visitantes el domingo pudieron ver entre otros animales al hipopótamo del zoológico, que se escapó durante la inundación y fue hallado deambulando por una plaza inundada en la ciudad.

El director del zoológico, Zurab Gurielidze, dijo que ya han nacido nuevos animales desde la inundación y que se planea adquirir otros el año próximo.