El italiano Fabio Aru rodó sin complicaciones en una etapa final en la que no hubo sorpresas para ganar la Vuelta Ciclista a España el domingo y amarrar su primer título en una competencia importante.

El italiano de 25 años virtualmente aseguró su victoria el sábado gracias a la ayuda que le brindaron sus compañeros del equipo Astana para vencer a Tom Dumoulin y tomar el liderato antes de la etapa final en un recorrido plano hasta la meta en Madrid.

En 2014 Aru finalizó en quinto puesto en la Vuelta a España y tercero en el Giro de Italia.

El español Joaquim Rodríguez, quien se recuperó de una pinchadura a mediados de la etapa final, terminó segundo en la clasificación general, a 57 segundos de Aru. El polaco Rafal Majka, fue tercero, a más de un minuto de distancia.

El colombiano Nairo Quintana finalizó cuarto, seguido de su compatriota Esteban Chaves. Dumoulin cayó hasta la sexta plaza luego de perder terreno el sábado.

El alemán John Degenkolb tuvo un embalaje perfecto en la llegada a Madrid para obtener su primer triunfo de etapa.

Solo una lesión o un incidente imprevisible habrían evitado el triunfo de Aru el domingo. Se había asegurado una cómoda ventaja en la etapa montañosa de 176 kilómetros (109 millas) entre San Lorenzo de El Escorial a Cercedilla el sábado. Rebasó a Dumoulin en una de las escaladas para tomar una ventaja convincente sobre el holandés, quien se había colgado la camiseta roja tras la contrarreloj del miércoles.

Aru ni siquiera era el principal pedalista de Astana al inicio de la carrera de tres semanas. Únicamente se había colocado en contención luego de que el líder de la agrupación, Vincenzo Nibali fue expulsado por sujetarse de un auto del equipo mientras intentaba recuperar el tiempo perdido luego de un accidente en la segunda etapa.