Con goles de Manu Trigueros, Cédric Bakambuku y Samuel Sánchez en la segunda parte, Villarreal venció 3-1 el domingo al local Granada y se puso transitoriamente segundo en la tabla de posiciones de la liga española tras tres fechas.

El "Submarino Amarillo" marcha empatado a siete puntos con Real Madrid, Eibar y Celta de Vigo, que a su vez igualó 3-3 de local con el Las Palmas, por el que marcó dos tantos el argentino Sergio Araujo.

Villarreal, que arrancó el campeonato con un empate, suma ya dos victorias consecutivas. Trigueros avanzó a los visitantes a los 49 minutos y amplió Bakambuku a los 51. Granada recortó por vía de Fran Rico (74), pero encajó un tercer tanto de Sánchez en los descuentos y quedó relegado a la mitad de la tabla con apenas tres puntos, fruto de una victoria visitante y dos derrotas registradas en calidad de local.

El campeón Barcelona, que venció el sábado 2-1 en cancha del Atlético de Madrid con gol victorioso de Lionel Messi saliendo desde la banca, ha ganado sus tres partidos jugados hasta la fecha y lidera momentáneamente la clasificación con nueve puntos por seis del rival "colchonero".

Junto a Villarreal, Celta y Eibar, el Madrid escolta a los azulgranas tras golear el sábado 6-0 al Espanyol a domicilio, con cinco dianas de Cristiano Ronaldo.

El recién ascendido Las Palmas rescató un empate en su visita al cuadro vigués, pese a jugar con un hombre menos desde del minuto 12 por la expulsión del arquero Javi Varas. Los celtiñas cedieron sus primeros puntos del campeonato tras arrancar con dos victorias, al no gestionar su superioridad numérica y tampoco la ventaja en el marcador, pues se adelantaron en dos ocasiones. El primero en marcar fue el chileno Fabián Orellana (13) gracias a un penal que supuso también la tarjeta roja a Varas. Añadió al cómputo local Daniel Wass (18), pero recortó Araujo por dos veces (23 y 61), también tras el tercer tanto del Celta, obra de Manuel Agudo "Nolito" (48). El último golpe lo aplicó un pundonoroso Las Palmas, que celebró la igualada gracias al tanto final de David Simón (74).

"Sensación amarga por perder dos puntos en un partido que teníamos controlado con dos goles de ventaja. Hay que hacer autocrítica", lamentó el argentino del Celta, Augusto Fernández.

En el primer cotejo de la tarde, el Athletic de Bilbao estrenó su casillero de puntos al ganar en su estadio a Getafe por 3-1, gracias a dos goles de Aritz Aduriz (6 y 83) y otro de Raúl García (24), quien debutó con éxito ante su nueva afición. El uruguayo Emiliano Velázquez (70) marcó por el cuadro azulón, el único que sigue huérfano de unidades en el campeonato.

La parrilla dominical se completó con la igualada entre Málaga y Eibar por 0-0. Los malagueños, que siguen sin marcar un gol en la liga, marchan 15tos con dos unidades, por las siete que cuenta el invicto Eibar.

Granada y Villarreal libraron un duelo nervioso y falto de precisión antes del descanso, del que el cuadro local se benefició para serenarse de cara al segundo tiempo, en que adelantó su línea de presión, provocando fatídicos errores en la salida de balón granadina.

Trigueros aprovechó el primero, una mala cesión del arquero Andrés Fernández, para controlar el pase de tacón de Samu Castillejo y colocar la pelota junto a la base del poste con un derechazo seco desde fuera del área.

Sin tiempo para asimilar el golpe, Granada reincidió en el desacierto, cediendo en cancha propia la pelota a la presión del argentino Nahuel Leiva, quien vio como Trigueros habilitaba a Bakambuku, hábil definidor con un solo toque picado, por encima de Fernández.

La entrada desde la banca de Thievy Bifouma (72) despertó a Granada, y una conducción del congoleño acabó en mal despeje de Eric Bailly y remate a gol de Rico. Pero los rojiblancos siguieron pecando de falta de precisión en los metros finales y acabaron cediendo los tres puntos por segunda vez en su estadio; además de un tercer tanto a Sánchez, quien remachó un disparo al segundo poste de Denis Suárez.