Una excavación arqueológica para abrir camino a nuevas obras de construcción cerca de un centro comercial ha dado con miles de herramientas de piedra talladas hace al menos 10.000 años.

"Estamos bastante impresionados", dijo el arqueólogo Robert Kopperl, que lideró la investigación de campo, al Seattle Times (http://goo.gl/bVH7Oq ). "Éste es el yacimiento arqueológico más antiguo en las tierras bajas del estrecho de Puget con herramientas de piedra".

El poco común hallazgo arroja luz sobre una época en la que los bisontes y mamuts prehistóricos aún recorrían lo que ahora es el oeste del estado de Washington. En la zona sólo se ha encontrado un puñado de yacimientos con restos de hace 10.000 años o más.

El análisis químico de una de las herramientas reveló restos de la comida que tomaban las poblaciones locales, y que incluía bisonte, ciervo, oso, oveja y salmón. También se encontró un fragmento de hueso de salmón, lo que indica que esta especie lleva al menos 10.000 años remontando los arroyos locales. En el lugar se hallaron otras herramientas poco habituales, como la parte inferior de dos puntas de lanza con base cóncava.

El yacimiento, cerca de un centro comercial en Redmond, Washington, fue analizado en un principio en 2009 cuando la ciudad emprendió un proyecto para restaurar el hábitat del salmón en el arroyo Bear, un afluente del río Sammamish. El arroyo había estado varias décadas confinado por un canal forrado de piedra.

El Departamento de Estado de Transportes de Washington pagó en su mayor parte el proyecto de restauración para los salmones como forma de mitigar parte del impacto medioambiental del nuevo puente de la autopista 520 sobre el lago Washington y la ampliación de la carretera.

El lugar parece haber sido habitado por pequeñas poblaciones que fabricaban y reparaban herramientas de piedra, explicó Kopperl, de SWCA Environmental Consultants. Él y sus colegas publicaron sus conclusiones iniciales este año en la revista PaleoAmerica.

Gracias a un puñado de yacimientos en la región con herramientas de entre 12.000 y 14.000 años de antigüedad, se sabe que hay humanos en la zona desde poco después de que se retirasen los glaciares. Pero sigue habiendo muchos misterios en torno a los primeros ocupantes de la región o su origen, indicó The Times. Cuando Kopperl y su equipo terminen de analizar los objetos, los entregarán a la tribu Muckleshoot para su clasificación. No hay planes inmediatos de mostrarlos al público.