Una gran división marca la intensa contienda por la candidatura presidencial republicana, tras la retirada de un contrincante que comenzó la carrera con fuerza. En un bando se ubica el multimillonario Donald Trump y sus aliados, en el otro sus detractores.

Un día después de que Rick Perry --el gobernador de más tiempo en el cargo en Texas-- pusiera fin a su segunda incursión por la candidatura presidencial republicana, Trump asumió el sábado su papel de bravucón en esta reconfiguración entre los aspirantes republicanos con vistas al 2016.

"El señor Perry se ha marchado. Buena suerte. Fue muy desagradable conmigo", dijo Trump ante electores de Iowa.

Al apuntar contra su rival Ben Carson, Trump puso en duda que el neurocirujano retirado tenga "la energía" para negociar con eficacia frente a gobernantes extranjeros. En una entrevista efectuada horas antes, el magnate exaltó como una ventaja adicional el estilo directo, sin rodeos, de su discurso.

"Es una actitud que nuestro país necesita. Todos nos maltratan", declaró ante Fox News. "Tenemos que contraatacar", agregó.

En julio, Perry había declarado la guerra al multimillonario cuando describió a Trump como "un cáncer en el conservadurismo" que podría destruir al Partido Republicano. El sábado, la campaña política de Trump iba al alza mientras las ambiciones presidenciales de Perry llegaban a su fin.

Y mientras Trump acapara la atención y hace sombra a sus numerosos contrincantes, probablemente es cuestión de tiempo que el magnate de los bienes raíces descarrile a otro de los aspirantes.

Perry era la voz prominente del movimiento contrario a Trump, un grupo que no anda bien en las encuestas. Por el contrario, los aliados públicos del magnate parecen evitar el castigo del movimiento contrario a la jerarquía tradicional del partido, que ha convertido a Trump en el aspirante más improbable de los principales favoritos.

"No hay jugada en el manual de estrategias para el punto en el que nos encontramos en este momento", dijo John Jordan, dueño de una bodega en California e importante recaudador de fondos para el Partido Republicano.

"Los donadores no saben qué pensar. Nadie vio venir al fenómeno Trump", agregó.

En las encuestas aún prematuras, el magnate y estrella de un programa televisivo de realidad capta más apoyo que el conjunto de los tres políticos antes más importantes en la contienda interna republicana: el exgobernador de Florida Jeb Bush; el gobernador de Wisconsin, Scott Walker y el senador de Florida Marco Rubio.

En segundo lugar en las preferencias figura otro recién llegado: Carson, que en los últimos días se ha negado varias veces a criticar a Trump.

Bush actuó al contrario en las últimas semanas y ha censurado reiteradamente al empresario en actos de campaña y por las redes sociales. Bush arremetió de nuevo el sábado contra Trump durante una reunión con simpatizantes en Miami.

"El señor Trump dice que no puedo hablar español", dijo Bush en español a la multitud. "Pobrecito".

Walker, otro detractor de Trump, también ha tenido dificultades en las preferencias electorales, en particular en Iowa, donde durante gran parte del año fue favorito. El gobernador de Wisconsin canceló sus próximos actos en California y Michigan para centrarse en Iowa y Carolina del Sur, que son cruciales en las elecciones primarias iniciales.

En el otro extremo del espectro político, el senador de Texas Ted Cruz, que se plantea como quizá el mayor aliado de Trump, declinó opinar el sábado sobre la influencia del magnate en la salida de Perry.

"Veo que a los medios les gusta ver a los republicanos pelearse entre sí y atacarse unos a otros. Pero creo que al pueblo estadounidense no podría importarle menos", dijo Cruz a la prensa en la misma reunión de conservadores sociales en St. Louis donde Perry había anunciado su retirada entre gran conmoción la noche anterior.

___

Contribuyeron a este despacho los periodistas de The Associated Press Thomas Beaumont, en Boone, Iowa; Julie Bykowicz, en Washington; Sergio Bustos, en Miami, y Will Weissert, en Austin, Texas.

___

Steve Peoples está en Twitter como http://twitter.com/sppeoples