Un hombre que fue interrogado por la policía sobre varios ataques a tiros contra vehículos en una autopista en Phoenix no es el principal sospechoso, y los investigadores buscaban seguir adelante con sus pesquisas sobre un caso que ha suscitado nerviosismo en la ciudad desde hace dos semanas, informaron las autoridades el sábado.

Un sujeto de 19 años de un suburbio de Phoenix detenido el viernes en una tienda de autoservicio cerca de la carretera Interestatal 10 es una persona de interés para las investigaciones, pero el portavoz del Departamento de Seguridad Pública de Arizona, Bart Graves, se abstuvo de precisar por qué ha sido interrogado por la policía.

El individuo fue fichado y recluido por un cargo de posesión de marihuana ajeno al caso de las agresiones a tiros en la autopista.

"Esta es una investigación abierta, y vamos a ver hacia dónde nos conduce", declaró Graves.

Muchos conductores de Phoenix han evitado las autopistas desde los 11 casos confirmados de disparos contra vehículos que comenzaron el 29 de agosto y cuya mayoría ha sucedido en la Interestatal 10, una ruta importante que cruza la ciudad.

Ocho vehículos fueron alcanzados por balas y tres por proyectiles que podrían ser postas o perdigones de armas de gas comprimido. Una menor sufrió una cortadura en una oreja por fragmentos de vidrio de una ventanilla contra la que dio una bala.

Graves dijo que la investigación avanza y que no preocupa a las autoridades la satisfacción cada vez mayor entre la gente de que alguien sea interrogado. La policía continúa a la espera de recibir algún aviso anónimo para lo que continúa difundiendo en tableros electrónicos instalados en las autopistas que cruzan la ciudad un número telefónico para que alguien haga una denuncia anónima.

Los ataques a disparos contra vehículos han ocurrido en distintos lugares. Algunas de las agresiones implicaron balas disparadas al azar contra vehículos, otros proyectiles y uno al parecer fue un caso de furia al volante por un incidente de tránsito, señaló Graves.

Graves había dicho el viernes que los investigadores interrogaron al hombre "acerca de varias cosas" además de los disparos, pero no entró en detalles.

Las personas que respondieron a las llamadas realizadas a teléfonos registrados con el domicilio del individuo dijeron que no tenían nada que ver con el detenido.

El sujeto, que tuvo el viernes en la noche su comparecencia inicial ante una corte, es mantenido tras las rejas sin derecho a fianza porque tenía orden de detención en su contra por infringir su libertad condicional, informó el agente Joaquín Enríquez, portavoz del departamento de policía del condado Maricopa, que administra los centro penitenciarios en la región.

___

Contribuyeron a este despacho los periodistas de The Associated Press, Josh Hoffner, Terry Tang, Brian Skoloff y Walter Berry.