El capitán de la selección boliviana Ronald Raldes renunció al equipo y es la segunda baja a pocos días del debut ante Uruguay por la eliminatoria al Mundial de Rusia 2018, se informó el sábado.

El zaguero de 34 años leyó su renuncia entre lágrimas. "Siento que ha llegado el momento de dar paso a otros que quizá puedan ser el aporte que nuestro seleccionado necesita", dijo.

La goleada de 7-0 ante Argentina en un partido amistoso jugado la semana pasada en Estados Unidos afectó el ánimo de varios jugadores.

Raldes dijo que seguirá jugando en un club local.

La selección boliviana se quedó el miércoles sin el volante Damián Lizio, quien se lastimó los ligamentos de una rodilla y estará inactivo durante un mes.

Bolivia recibirá a Uruguay en La Paz por la primera fecha de la eliminatoria a inicios de octubre.