Una cápsula espacial rusa aterrizó el sábado sin problemas en Kazajistán, trayendo de regreso a la Tierra a tres exocupantes de la Estación Espacial, entre ellos un cosmonauta ruso que impuso un récord.

El ruso Guenadi Padalka, el danés Andreas Mogensen y el kazajo Aidyn Aimbetov aterrizaron en la estepa apenas dos minutos antes de la salida del sol y se encontraban bien.

Su cápsula Soyuz TMA-16M tocó tierra a las 6:51 hora local (0051 GMT) el sábado, 146 kilómetros (90 millas) al sureste de Dzhezkazgan, en lo que un comentarista de la NASA describió como "un aterrizaje en el centro del blanco".

Padalka completó su quinta misión, para un récord mundial de 879 días en total en el espacio, más de dos meses más que el previo recordista, el también ruso Serguei Krikalev.

Padalka pasó 168 días en esta misión, mientras que Mogensen y Aimbetov pasaron 10 días en órbita. Mogensen y Aimbetov son los primeros astronautas de sus países en volar al espacio.

Helicópteros y vehículos todoterreno llegaron al área de aterrizaje inmediatamente cuando la cápsula, calcinada por el calor de su entrada a la atmósfera, descendió bajo un paracaídas blanco y naranja. Personal de socorro extrajo rápidamente a los tripulantes de la cápsula y los colocó en asientos reclinables mientras varios médicos los examinaban.

Los astronautas de la NASA Scott Kelly y Kjell Lindgren siguen en la estación, junto con los rusos Mijaíl Kornienko, Sergei Volkov y Oleg Kononenko y el japonés Kimiya Yui.