Kevin Trapp, el nuevo portero del Paris Saint-Germain, cometió un par de garrafales errores y el campeón de la liga francesa cedió sus primeros puntos de la temporada al empatar el viernes 2-2 con el visitante Burdeos, pese a un doblete de Edinson Cavani.

Trapp, quien llegó procedente del club alemán Eintracht Francfort, la pifió en los dos goles de Burdeos en el Parque de los Príncipes, y PSG no supo capitalizar que el artillero uruguayo Cavani le dio la ventaja en dos oportunidades.

El peor de los fallos de Trapp fue al despejar mal un tiro de esquina, dejando que la pelota quedara servida para el tanto del enlace Wahbi Khazri, a 12 minutos del final, para el 2-2 definitivo.

PSG había ganado sus primeros cuatro partidos y marca el paso en la liga con 13 puntos, siete más que Burdeos, que disputó los últimos 13 minutos en inferioridad numérica por la expulsión de Henri Saivet por doble amonestación.

Laurent Blanc, el técnico del club parisino, no quiso cargar culpas al portero alemán, y en su lugar criticó que su equipo jugó por debajo de su nivel habitual.

"Hemos perdido el balón más de la cuenta en el primer tiempo", se lamentó Blanc. "El portero de Burdeos también cometió errores, lo que demuestra que todos los arqueros cometen errores".

Angel Di María fue titular por primera vez con la camiseta del PSG desde su traspaso del Manchester United, pero el extremo argentino no gravitó en el partido.

Cavani abrió la cuenta a los 27 minutos con un remate de media volea. Burdeos lo empató cuatro minutos después con un cabezazo de Saivet, luego que Trapp titubeó al salir a despejar un córner. Fue el primer gol encajado por PSG en la temporada.

A los 34, Cavani restableció la ventaja para el PSG al anotar de tiro libre. Pero los parisinos no pudieron encadenar su quinta victoria en el torneo local de cara a su debut del martes en la Liga de Campeones contra el Malmo de Suecia.