Una perra que fue traída en avión a Nueva York para participar en labores de rescate tras los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 regresó el mes pasado para celebrar su 16to cumpleaños.

La golden retriever de nombre Bretagne viajó desde Cypress, Texas, con su propietaria, Denise Corliss. Ellas trabajaron junto con decenas de otras parejas de perro con humano para encontrar víctimas entre los escombros del World Trade Center.

Su regreso el 22 de agosto para una animada fiesta de cumpleaños fue patrocinado por BarkPost, un sitio en internet con sede en Nueva York dedicado a todo tipo de asuntos caninos.

La celebración de un día de duración incluyó una tarta para perros, un paseo en un taxi clásico y una visita a un parque para perros.

Lara Hartle, productora creativa de BarkPost, dijo que la parte favorita de la celebración para Bretagne fue la tarta. Hartle dice que Bretagne es "de paladar refinado".