El desastroso arranque de temporada del Borussia Moenchengladbach se acentuó el viernes al perder 3-0 ante el visitante Hamburgo en la Bundesliga.

Pierre-Michel Lasogga anotó dos veces y Nicolai Mueller facturó el otro gol, dejando Gladbach la de posiciones con cuatro derrotas en igual número de partidos.

"Fue una cachetada a todos nosotros", dijo el director deportivo de Gladbach, Max Eberl, cuyo equipo ahora tendrá que centrar su atención en la Liga de Campeones. "Tenemos que ir a Sevilla el martes y trataremos de hacer un buen partido".

Lasogga interceptó un mal pase de Tony Jantschke y regateó al portero para abrir el marcador a los 11 minutos.

Gladbach trató de responder pero careció de ideas, y Lasogga venció a dos defensores para conectar de cabeza un cobro de tiro de esquina de Ivo Ilicevic para su segunda diana del partido un minuto antes del medio tiempo.

Mueller puso el 3-0 a los 52 cuando fue tras un despeje de su arquero Jaroslav Drobny y su tiro pasó por encima de Yann Sommer.

Las cosas empeoraron para los locales cuando Martin Stranzl necesitó ayuda para salir de la cancha con lo que se teme es una conmoción cerebral y un pómulo fracturado. El capitán del Gladbach recién volvía tras una larga ausencia por un problema en la rodilla izquierda y no había jugado desde el triunfo de 2-0 sobre el Bayern Munich en marzo.

"Va a ser difícil", dijo Lucien Favre, técnico del Gladbach. "Yo espero que podamos tener a otros jugadores disponibles. Pero uno puede que la confianza se ha perdido. Es por eso que lo hemos mantenido simple, pues hemos complicado demasiado las cosas".

El segundo triunfo del Hamburgo lo coloca temporalmente en el séptimo sitio.