Terminó el ayuno de casi siete meses y volvió la acción a las canchas de la NFL.

Los campeones Patriots de Nueva Inglaterra pusieron en marcha la temporada el jueves con una victoria 28-21 ante los Steelers, para dar el primer golpe en la que se espera que sea una reñida lucha con los Colts por la supremacía de la Conferencia Americana.

Un vistazo a los partidos más destacados de la primera fecha de la campaña:

COLTS-BILLS

Pocos equipos se deben haber alegrado tanto como los Colts cuando el comisionado Roger Goodell suspendió por cuatro partidos a Tom Brady por el escándalo de los balones desinflados, precisamente en el duelo contra Indianápolis por el campeonato de la AFC.

Pero la sanción fue revocada por un juez, y el jueves quedó claro que pese a los cambios, Nueva Inglaterra está en posición de revalidar su corona y los Colts deben pisar el acelerador desde el comienzo si quieren disputar la corona de la división a los campeones del Súper Bowl.

Buffalo, que ya el año pasado mostró mejoría, especialmente en la defensa, debe ser el primer peldaño. Las ausencias en ambos lados de la pelota pesarán: su corredor estrella, LeSean McCoy, arrastra una lesión en el muslo izquierdo y su participación está en duda, pero aun si juega la gran incógnita es el desempeño de Tyrod Taylor, quien se impuso en la competencia por el puesto de quarterback sobre E.J. Manuel y Matt Cassell. Tiene armas como Sammy Watkins, pero está por verse si puede con la presión.

La fuerza de Buffalo está en la defensa... pero su jugador más destacado, el tackle Marcell Dareus está suspendido por violar el reglamento antidopaje. De ahí que Rex Ryan tendrá que echar mano de su genio para detener a los Colts y Andrew Luck, que cuenta con los receptores T.Y. Hilton (1.300 yardas por pase en 2014) y Andre Johnson, recién llegado de Texas. Por si ese arsenal fuera poco, Indianápolis sumó a Frank Gore, que en 10 años de carrera en la NFL ha avanzado más de 1.000 yardas por tierra en ochos ocasiones. El debut de Ryan con los Bills luce complicado.

SEAHAWKS-RAMS

De acuerdo con el ranking de The Associated Press, Seattle es el segundo mejor equipo de la NFL, sólo por detrás de Green Bay. En el ataque retornaron el quarterback Russell Wilson, el running back Marshawn Lynch y el wide receiver Doug Baldwin, jugadores que ayudaron al equipo a llegar hasta el Súper Bowl contra Nueva Inglaterra. Y sumaron a uno de los mejores tight ends de la liga, Jimmy Graham.

La defensa de San Luis estará obligada a superar su puesto 17 de la campaña anterior y en preparación para este juego los defensas usaron una camiseta con la frase "No improvises", para recordarse que deben atenerse a los planes de su coordinador y así evitar que Wilson, una amenaza como mariscal que puede lanzar y correr, les repita la dosis de más de 100 yardas avanzadas por tierra en uno de los duelos de 2014.

Interesante también será ver a Nick Foles en los controles por los Rams. En los Eagles tuvo una buena carrera que se interrumpió el año pasado por una fractura de clavícula y ahora es la apuesta de futuro para San Luis. En su primera cita ante una defensa temible tiene una ventaja mínima ya que los Seahawks no contarán con el safety Kam Chancellor, quien se niega a jugar porque quiere renegociar su contrato.

COWBOYS-GIANTS

Tom Coughlin, entrenador de Giants, enfrenta una situación similar a la de 2011. Viene de tres campañas mediocres en las que medios y aficionados cuestionan su mandato y le exigen lograr un tercer campeonato que lo haría superar a su maestro, Bill Parcells.

Hace cuatro años mientras se demandaba su salida, el equipo ligó buenas rachas y venció sorpresivamente a los Patriots en el Súper Bowl. Tras la marca de 6-10 de 2014 una vez más se dice que Coughlin debe mejorar o irse, afirmación de la que se hizo eco el copropietario John Mara. Eso no parece quitarle el sueño a Coughlin, ya que hace unas semanas declaró que esa discusión le afecta a su familia, no a él.

Los Giants recibieron el año pasado una gran adición, el wide receiver Odell Beckham, novato del año ofensivo de la NFL con 1.305 yardas por aire y 12 TD's. Se espera que Víctor Cruz esté saludable este año para hacer pareja con Beckham en el ataque aéreo.

Para su mala fortuna en su duelo con los Cowboys, favoritos para ganar la división Este de la Nacional, Nueva York no tendrá a Cruz ni al defensive end Jason Pierre Paul, además de que Beckham no ha podido superar una lesión en el muslo.

Dallas, por su parte, va por un nuevo campeonato divisional, y la interrogante es si Darren McFadden podrá reemplazar la producción del running back DeMarco Murray, quien se fue a Filadelfia.

En otros frentes, Green Bay, uno de los favoritos para ganar el Súper Bowl, visita a Chicago, Kansas City a Houston, Cleveland a NY Jets, Miami a Washington, Carolina a Jacksonville, Nueva Orleáns a Arizona y Detroit a San Diego.

Además, Tennessee enfrenta a Tampa Bay, Cincinnati a Oakland, Baltimore a Denver y el lunes por la noche en doble jornada Filadelfia-Atlanta y Minnesota-San Francisco.